Caiga quien Caiga ¿Qué tenemos que hacer? ¿Irnos o Quedarnos? @angelmonagas

@Angelmonagas Columnista Segurosybanca.com 

 

El Pan nuestro de cada día, como hombre que intenta de algún modo, analizar e interpretar la situación que vive el país, es el requerimiento de muchos venezolanos: ¿Cómo ves todo? ¿Si salimos del tipo? ¿Mejoraran los escenarios? Me preguntan constantemente.

Realmente es poco o mucho lo que uno puede decir. No somos adivinos ni “futurólogos”, aunque lo intentamos de vez en cuando. Solo podemos  opinar, sobre la base de los hechos y especulando sobre la ausente información que existe en los medios más reconocidos: TV, Radio, Prensa Escrita, la mayoría de las veces. Uno recibe información abundante de las REDES (único sobreviviente a la censura), la cual muchas veces es de buena fe pero igual no acierta, no se cumple siempre.

No obstante, para todos mis lectores que me escriben, puedo decirles algunas cosas.

REALIDAD

Desabastecimiento-Carta-Financiera

No hay que ser ningún catedrático en economía, para saber que estamos muy mal. Extremadamente mal. El año que viene pudiéramos estar peor. Es decir, no esperen buenas noticias porque no las hay. El daño estructural de estos diecinueve (19) dizque “revolucionarios”, es similar al daño de la Guerra Civil de finales del siglo 19, donde surgió el que hoy el chavismo vende como un héroe: Ezequiel Zamora.

Ese “residuo” de Venezuela que quedo, facilito la llegada de los andinos y es posible, que hoy estemos en una situación similar. Solo que la tecnología de la que se dispone, puede permitir acortar los caminos del “daño causado”, sin poder cuantificar, lo que “colateralmente”, se ha alterado y destruido.

NO HAY INGRESOS. La maquinita de hacer dólares, esta reducida a su máxima expresión. Estoy hablando de PDVSA y en paralelo la producción de alimentos es casi cero. Lo peor de todo es que no hay un rumbo concreto. El gobierno o lo que queda de él, maneja en tinieblas. Sin luces. Puede chocar o puede llegar, en ambos de manera accidental.

Olvídense los que todavía añoran los cupos en dólares. Esa “golilla”, con “Nicolás” o “sin él”, no volverá. Este gobierno puede seguir creando ficciones como el dicom o que se yo, y solo seguirá acumulando riquezas para la corrupción y el gobierno que venga, no puede cometer la locura de extenderlo o de crear algo remotamente similar. Así que vaya “desprogramándose” de esos sabrosos viajes al imperio, para ir a Miami o a Disney, alquilar vehículo y una villa y venirse cada uno con dos maletas. Eso pudiera regresar después de una receta muy dura. No hay de otra.

Adquirir bienes para alimentación, para vestirse, para reparar o mejorar la calidad de vida, será también difícil. En muchos casos imposible. Una unidad de un aire acondicionado, por ejemplo, duplicara su valor, así como muchos productos que el país no produce. Nuestras costumbres están obligadas a ser “innovadas”. El cambio no será solo de Gobierno, sino de toda una cultura creada a lo largo de 40 años y profundizada en estos últimos 19. Lo mejor que pudiera ocurrir es que “los bachaqueros” permanezcan. La escasez será tan alta, que los mecanismos de control tendrán necesariamente que elevarse y si Maduro continua gobernando, será mucho peor porque en lugar de asumir la culpa, seguirá trasladándola hacia el “imperio”, la “oposición” o los “empresarios”, y quizá hasta los tres al mismo tiempo. Hoy roban y matan por un “celular”, por un “anillo”. Mañana dejaran esos bienes y buscaran “comida”.

El hurto por hambre, que Chávez alguna vez mencionó (hurto famélico), es una realidad. Esto causara otros problemas sociales. Los ciudadanos tendrán que organizarse por “zonas” para protegerse de otras, socialmente más afectadas.  La vida nocturna en Venezuela murió y hoy debemos organizarnos hasta para salir a la calle.

La basura pudiera dejar de ser un “problema”, para convertirse en una solución para muchos. Son los nuevos “Comedores Populares”. Gozar de electricidad, telefonía, agua, serán lujos, ante un estado que no tiene como invertir, ni en mantenimiento preventivo o correctivo. Además carece de los conocimientos y de los recursos para adquirir nuevas maquinarias o tecnologías.

Aun podemos disfrutar algo de la “renta petrolera”, solo que ese “chorro” que despilfarro Chávez tampoco VOLVERA. Y si regresa, igualito los que gobiernan lo desaparecerán para engordar sus riquezas y su estabilidad, para garantizar su costo de salida. Incluso, mucho peor es que el mercado internacional sigue en búsqueda de sustitutos energéticos, que poco a poco han ido apareciendo y a pesar de que el “petróleo”, sigue siendo el fuerte, su importancia, ha sido afectada. Además que los países desarrollados continúan empeñados en bajar sus precios y nuestro gobierno, no tiene ni como producir la gasolina que consumimos. La OPEP está sujeta a una Guerra que responde a estrategias de alto perfil, mientras nuestro gobierno sigue apostando a su recuperación como ente regulador del mercado.

Por ahora, como dijo el hombre aquel, es negocio pagar el consumo de bienes y servicios con el crédito, solo que los bancos, poco a poco ante la crisis, restringirán más estas posibilidades aumentando los intereses, por cierto ante un gobierno que les ha dado rienda suelta y prácticamente no las supervisa. Evidentemente por las relaciones que existen entre algunos de sus “lideres” y las acciones (manejadas por terceros obviamente) de estas instituciones, o sea, “se cobran y se dan el vuelto”.

LOS QUE PIENSAN QUE LA SALIDA ES IRSE

Venezolanos mendigos

Quizá puedan tener sus papeles al día. Solo que eso de nada servirá ante un Estado que probablemente se las ingenie para impedir su salida, dejando sin efecto los pasaportes y hasta no produciendo los nuevos (crisis vigente). Quienes manejan el sistema de identificación, que son los cubanos, están muy pendientes de este asunto y tienen todo un doctorado en esta materia. Además los países que están mejor que nosotros, que son la mayoría, no han mostrado mucha reciprocidad con los venezolanos, salvo Brasil, Ecuador y Perú.

De algún modo hay una crisis internacional y ningún gobierno quiere aumentar sus problemas, recibiendo venezolanos con tantos traumas y necesidades. Asombroso el trato recibido por los paisanos en Panamá, Chile, Aruba, para indicar tres. Esto es duro decirlo pero es la verdad.

Además que “culturalmente” no somos un pueblo de inmigrantes y al hacerlo, la crisis sicológica es de niveles extremos. Los que aquí son doctores, licenciados, comerciantes o empresarios respetados, tienen que estar dispuestos  a los oficios más “difíciles”, y no hay costumbre para eso. Muchos creen mejorar su calidad de vida y eso quizá sea parcialmente cierto. Solo que “vivir para trabajar de lunes a lunes”, vacaciones solo una vez al año, es toda una carrera de obstáculos para quienes en Venezuela, disfrutábamos de una “parranda permanente”. No todos. En Venezuela, la semana termina el viernes y desde la noche de ese día hasta el domingo en la tarde, muchos se paseaban por la “playa”, la montaña, el “sancocho”, “parrilla”, entre otros.

No esta demás tener todos los documentos en regla y los que aún tienen dólares, bajo ningún concepto venderlos, salvo un estado de necesidad.

El problema es que la depreciación de nuestra moneda es y será tan alta, que con todo y que usted venda sus bienes, la suma acumulada no le dará la posibilidad de tener una vida similar a la que tenía en su país. Ya es demasiado tarde.

LA UNICA OPCION DE LOS VENEZOLANOS

Tal vez grafiqué exageradamente lo que pasa en Venezuela. En todo caso, no es mucho la diferencia y en mucho me he quedado corto.

Créanme que la solución no es “huir” de tu país. No es inventar una “persecución”, para justificar un “asilo”, como han hecho el 99% de los venezolanos en Estados Unidos, España y otros países. Quiera Dios, que el nuevo gobierno de Estados Unidos no empiece a revisar caso por caso. No señores, están equivocados. No critico el que lo haga pero estoy obligado a decirles que antes de escoger esa opción, intentemos participar, protestar, salir a la calle a reclamar el país que nos quitaron.

En ningún otro planeta estarás mejor que en el tuyo. El que nos “robaron”, el que nos “arrebataron”. El momento reclama unidad y sacrificio. No cometamos el mismo error que cometieron los cubanos, dejándole su nación a la peor dictadura de América. La solución es DEFENDER LO TUYO.

La cosa esta fea. Ya la describí y puede ser peor, si nos conformamos. Si nos entregamos.

Muchos dudan y creen que exageramos con los propósitos del “parapeto constituyente”. Recuerden la Venezuela que teníamos. No niego las fallas. La corrupción pero jamás habíamos vivido una situación como la actual.

Estos tipos no solo quieren adueñarse de las riquezas, del Estado. Quieren ser tus dueños y que tú seas su esclavo. Los grilletes son “ideológicos”. Acabaron con la familia. Observen lo que acaba de ocurrir, entre dos hermanos en un programa de televisión. Eso sucede en muchísimos hogares venezolanos. Insisten en un modelo fracasado. En una visión resentida y obsoleta de la sociedad.

Protestas-venezuela-899x600

Acabaron con tu “diarismo”, lo que hacías todos los días. Con la vida que teníamos. Con la Venezuela que disfrutábamos. Estamos muy mal. Absolutamente mal. Si se aprueba ese “parapeto”, estaremos mucho peor. Ya no hay tiempo para huir. Ya no hay tiempo para trasladar tu situación a otra geografía. Solo trasladaras tu miseria, tu pobreza. (Ojo hay situaciones donde esto no aplica pero son contadísimas excepciones)

La esperanza es que luego de su salida, con “sangre, sudor y lágrimas” como dijo alguna vez Winston Churchill, renacerá la patria. No lo dudes. Aquí hay mucho talento. Muchos recursos humanos y materiales.

Fuera del Gobierno estas “hordas de Atila”, que por donde caminan ni la yerba crece, Venezuela entrará en una fase de franca recuperación. Volverán los capitales. Una nueva clase de dirigentes, mucho más allá de los partidos, sin excluir a nadie, asumirán la conducción y encontraremos el camino que otras naciones han iniciados. Si esas naciones mucho más pobres que nosotros, con menos talento que nosotros como Costa Rica, Chile, Uruguay, Panamá, pudieron… ¿Por qué nosotros no?

Solo te pido algo, No abandones tu país, sin darle la oportunidad a tu historia, a tus raíces, a tu familia. Vamos a dar esta batalla y después decidimos, ¿Si quedarnos o irnos?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s